Protec

Rubén Carrasco, presidente del Gremio de Protección de Cultivos (Protec) de la CCL analiza las dificultades del sector agrícola frente a la pandemia.

Por: Raquel Tineo

¿Cómo le afectará al sector agrícola esta pandemia?

El sector agrícola lo dividimos en dos líneas, la de exportación y la tradicional. En la agroexportación están productos como uvas, arándanos y paltas, entre otros; mientras que en el rubro tradicional están la papa, el maíz y todo lo perteneciente a los pequeños productores. Los agroexportadores son los que han seguido el flujo de la exportación y, si bien al principio sintieron el remezón, se nivelaron y lo pudieron manejar. Para ello, esperamos que haya un impacto de -5%. Sin embargo, en la pequeña agricultura estimamos una caída del 20% porque al inicio el cambio fue rotundo y los controles muy fuertes, entonces la logística y el transporte se vieron muy afectados. Todo ello redunda en la cadena de pagos y la incertidumbre hace que se tengan que reprogramar dichos pagos.

¿Qué opina sobre las medidas implementadas por el Ejecutivo?

La actitud del Gobierno siempre ha sido proactiva y ha intentado impulsar la economía, pero las políticas no han estado bien formuladas. Lamentablemente, con la implementación del programa Reactiva Perú se impusieron muchos filtros a través de la banca, y finalmente, quien cumple con ellos es el gran empresario. No todas las medianas y pequeñas empresas del sector han podido obtener los créditos porque se piden muchos requisitos. Calculo que solo un 20% de ellas ha tenido acceso a Reactiva Perú.

Acaba de aprobarse un nuevo fondo por S/ 250 millones, ¿será suficiente para los pequeños agricultores?

No es suficiente. Es insignificante lo que quiere hacer el Gobierno con los pequeños y medianos productores porque ese monto se debería dar en situaciones normales. En la agricultura siempre debe haber incentivos. Los programas para medianos y pequeños agricultores siempre deben existir porque ellos son los más vulnerables ante cualquier crisis, y en una emergencia como la que vivimos es insuficiente.

Pero hay otro tema de fondo, los protocolos no están siendo bien comunicados. Ahí nuevamente caen las empresas pequeñas y medianas porque es un mundo nuevo, necesitan conocimiento y mejor comunicación, sino estarán perdidos. Se necesita un programa de comunicación del Estado dirigido a las mypes agrícolas para ayudarlas a cumplir con los protocolos.

¿Con la reactivación de otros sectores se espera una recuperación a largo plazo?

Todo es un sistema económico que nos favorece. Un agricultor necesita del apoyo de otros sectores, y es bueno que el Gobierno permita de forma gradual que otras empresas vayan adquiriendo un estándar de seguridad. Pero el enfoque debería ser más por el lado positivo que negativo. Es decir, incentivar y motivar a que la economía comience a adquirir condiciones de recuperación rápida, pues sabemos que hay rubros muy afectados al 40% y 50%.

Por ejemplo, la cadena de restaurantes y pollerías necesita de insumos como papas y verduras. La agricultura también abastece a estos mercados, y otra vez llegamos a la situación de los pequeños agricultores. Para nosotros es muy buena la agroexportación porque el ingreso de divisas mantiene a la economía y las fuentes de trabajo de una manera exitosa. Sin embargo, si el Gobierno quiere impulsar la agricultura del país tiene que trabajar en un modelo que llegue más al pequeño productor.

En ese sentido, ¿cuáles son las propuestas del sector?

Nosotros felicitamos el trabajo que viene haciendo el Gobierno, pero hay mucha burocracia y exigencia en los programas de apoyo. En un escenario de crisis no deberían haber tantos requisitos. Creo que en ese tema habría que poner un límite para que quienes tengan un nivel de hectáreas menor puedan acceder a un bono o un apoyo. Se le dice agricultor a quien posee 200 hectáreas y hasta incluso 1.000 hectáreas, y al final la ayuda no llega a quien verdaderamente lo necesita. Todo es cuestión de centrarse en trabajar y elaborar un buen plan.

Además, es importante que los incentivos tributarios sean más flexibles. Lamentablemente, la informalidad en el sector llega hasta cerca del 70%. Pese a ello, estamos pidiendo por aquellos pequeños que aún no han logrado formalizarse. Asimismo, hacemos hincapié en que el Estado sea más flexible con quienes somos formales para que podamos mantener a nuestros trabajadores.

Por otro lado, ¿cómo están trabajando los proveedores de insumos agrícolas?

Tenemos un problema con el Ministerio de Producción (Produce) porque no ha priorizado a estas empresas. Es una situación pendiente para todo el sector de insumos agrícolas pues se necesitan priorizar estas actividades en la fase de protocolos. Somos quienes abastecemos a la agricultura para que los empresarios se puedan proteger de las plagas y enfermedades.

Si el Produce no nos facilita el flujo se corta parte de la cadena agroalimentaria. Es como si bloquearan las farmacias. Nosotros somos como las farmacias de los cultivos. El 90% del rubro está en sus casas y solo atiende vía telefónica el flujo de la cadena comercial.

Fuente: https://lacamara.pe/ruben-carrasco-lo-que-hace-el-gobierno-por-los-pequenos-agricultores-es-insuficiente/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras noticias

También te puede interesar